+34 660 435 296

Estas fueron las consecuencias de la desobediencia de Jacob, y que pueden sobrevenir sobre nuestras vidas:
-Dios no nos seguirá en nuestro camino.
-Mientras persistamos, sin arrepentimiento, nuestra vida espiritual y de nuestro hogar se deteriorará.
-Estaremos expuestos a dejar y perder nuestra identidad como pueblo de Dios.

Pero Dios en su gracia tiene recursos para volvernos a su camino: 
-Disciplina, evidencia de su paternidad y amor por nosotros para llevarnos a vida y santificación.
-Paciencia, Dios espera que por nosotros mismos vayamos al arrepentimiento.

No juguemos entonces a vivir a medias, deseemos caminar en obediencia a Dios, para vivir en quien es verdadera Vida.

Share This