+34 660 435 296

Cristo no vino a esta Tierra de forma aleatoria, sino que su llegada estuvo motivada por un plan preconcebido por Dios, en su infinito amor y sabiduría, con el precioso objetivo de redimir a la Humanidad, rescatarla de la muerte y el pecado, y reconciliarla con Dios.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: